Share
  • Report/Text
  • Spanish

Introduction Material on Jo Kyung-ran

Contents

Jo Kyung-ran nacióo 1969 en Seúul. Inicióo su carrera como escritora con el relato «La ótica francesa» en el añ 1996. En este mismo añ, una renombrada editorial de literatura (Munhak Dongnae) le otorgóel Premio para la Vanguardia de Escritores por su novela «Hora de hacer tostadas». Hasta la fecha, ha publicado seis libros de cuentos y cinco novelas largas. Una de ellas, «Lengua», ha sido traducida a diez idiomas y tanto la antologí «En busca del elefante» (traducido al alemá como «Por quéentróel elefante en mi dormitorio», «Wie kommt der Elefant in mein Schlafzimmer») como la novela larga «Hora de hacer tostadas», entre otras, se han publicado en alemá, y varios cuentos se han traducido al francé, al castellano y al inglé. 6

Durante los dos lustros de los 90, éoca que figura de trasfondo para el debut de Jo como escritora, los coreanos viven un cambio brusco en su cultura. La dictadura militar que se habí mantenido por muchos añs perdiósu poder en esta déada y fue sustituida por un gobierno democráico. Desde la Guerra de Corea, durante los añs 50, la ideologí anticomunista cimentaba el fundamento de la sociedad en Corea del Sur. Esta ideologí perdiósu justificació paralelamente a la caía del bloque comunista. En los añs 90, éoca en la que se han ido disipando, poco a poco, muchos tabús y se podí manejar de forma má amplia tanto la libertad de prensa como el derecho de libre expresió, se produjo un espacio vasto para una literatura nueva y experimentos literarios inéitos. Ahora, los escritores jóenes, nacidos en los añs 60, conformaban la nueva generació dominando la literatura coreana de los añs 90. Con el postmodernismo nacióuna tendencia que se opone a la rigidez y al tono grave de la literatura coreana. Así como antes habín prevalecido los problemas políicos y sociales, despunta ahora en el foco de la consideració, el individuo con sus problemas de identidad en una sociedad de consumo y materialista.

Conjuntamente sobresale otra caracterítica especial en la literatura de los añs 90, los altos méitos de las escritoras. Antes una escritora, en especial de novelas, sugerí una connotació extravagante dentro de la literatura coreana. Sin embargo, las escritoras han avanzado durante los añs 90 al centro de la escena literaria. El estilo femenino de la escritura –o sea, el estilo introvertido, meticuloso y sensual - recibióun papel protagóico. Como Jo Kyung-ran continú en la tradició de las grandes escritoras (Oh Jung-Hee, Choe Yun), se posiciona en el grupo de las escritoras má importantes de los añs 90.

En las novelas de Jo, la descripció del instante o del detalle merecen mayor relevancia que el desarrollo del argumento: bucear en el mar, cocinar, hacer tostadas, mentiras nimias y pequeñs robos, tuberís de agua potable inhabilitadas por un par de dís, etc., se convierten, a travé de ella, en temas cardinales. Las frases cortas que contienen acentuadamente las afecciones permiten una lectura muy veloz y obtienen un poder sugestivo. Depende de los temas, pero en sus novelas raras veces hay diáogos: el aislamiento, la alienació y la ruptura de las relaciones humanas rigen rigurosamente los protagonistas de sus relatos. 7

«Ruptura de las relaciones humanas» es la clave má importante para el mundo literario de Jo. La mayorí de sus protagonistas principales se encuentran en un aislamiento profundo y sufren por la ruptura de sus relaciones. No ocupan una posició social claramente definida. No tienen éito con el amor, ni se sienten cobijados en el ábito familiar. En su primera novela «Hora de hacer tostadas», diseñ minuciosamente la cuestió de «la alienació dentro de la familia». La familia de la relatora en primera persona, en este caso su padre, su madre, su tí y ella misma, conviven en un apartamento, sin embargo, desde el punto de vista psicolóico, está muy distanciados los unos de los otros. La relatora se siente profundamente afectada por el frí térico y la indiferencia por parte de los padres. La madre, enferma de cácer, no desea que su hija la visite y el padre se ahorca un añ despué de la muerte de la madre, sin dejar una carta de despedida. La relatora en primera persona que se siente desamparada y abandonada por sus padres se entera por medio de la tí, hermana de la madre, de la tragedia familiar. Como su madre no podí concebir, resultóque la tí era la madre biolóica de la figura principal, que en aquel entonces se habí enamorado de su cuñdo, o sea del marido de su hermana. En su momento, la madre adoptóconvenientemente al bebéde la hermana y su marido como si fuera su propia hija, pero nunca pudo perdonar el suceso a ambos, hasta el dí de su muerte. Cosas asíno representaban ningú acontecimiento demasiado inusual para la generació de los padres, ya que asimilaban como un valor irrevocable el orden patriarcal dentro de la familia y «no perder la cara» constituí la virtud má importante. JO traza en un tono lúubre y distante la descripció del dolor causado a una persona en particular por el orden patriarcal dentro de la familia y la consecuente alienació de sus relaciones humanas. En su libro, el amor no mantiene unida a la familia, que a su vez aparece como un sistema violento que ata personas, que en el fondo son irreconciliables. El suicidio del padre insinú la autodestrucció del orden anacróico. Al final de la novela, la figura principal se queda sola, pues pierde tanto a su novio, como a sus padres y no acepta que su tí sea su madre. Esto, por un lado, puede significar la cúpide de la alienació y del aislamiento y por el otro, puede hacer vislumbrar la perspectiva de una relació nueva. Las novelas de JO siempre tratan de este planteamiento, investigando siempre la posibilidad de evadir del vací producido por la alienació de la existencia humana. 8

Su útimo relato «Cuento del cucharó» presta especial atenció a la oportunidad de superar la alienació en el centro del secreto mundo ítimo del individuo. Este mundo interior le queda velado al mundo capitalista que juzga a las personas segú su funcionalidad. El cucharó del tí es el síbolo de este mundo interior, cuyo valor no consiste en una tasació de trueque en el mercado, sin embargo, lo obtiene, siendo infinitamente má preciado, por ser indispensable. En el cuento, se compara, por su forma, al cucharó con la constelació estelar de la Osa Menor que luego se transfigura en la estrella Polar, pues en la antigüdad serví de punto de orientació para los hombres. El cuento va en manos de la esperanza de que la pasió y la ilusió de cada persona sean la raí perentoria de la existencia humana y que, desde la comprensió del mundo particular de los otros, brote una comunicació sincera entre los seres humanos. 

International Events (3)

Translated Books (20)