Share
  • Report/Text
  • Spanish

2012 LTI Korea Spain Forum

Contents

Haïlji

Haïlji (1955-), graduado en Escritura Creativa por la Universidad Jung-ang, enseñó en la escuela superior hasta que viajó a Francia en 1983 para ampliar sus estudios. Aprobado su M.A. en la Universidad de Poitiers, obtuvo su doctorado por la Universidad de Limoges antes de retornar a Corea en 1989. Un año más tarde, publicó su novela  El camino hacia el hipódromo, una obra polémica, que inmediatamente le brindó tanto el reconocimiento como la celebridad. La trama de la novela se centra en un intelectual que acaba de volver de Francia y que debe enfrentarse al derrumbe gradual de su mundo, tanto el interior como el externo, que se genera durante su lucha contra las normas y los valores conservadores en el seno de la sociedad coreana.

 

Durante los tres años siguientes, Haïlji publicó cuatro novelas –El hipódromo en el cruce de caminos, Para hipódromos, Un árbol de aliso en el hipódromo y Controversia en el hipódromo –, cuyos argumentos produjeron un escándalo en los círculos literarios coreanos por su singular e innovadora manera de afrontar las contradicciones de la vida. La evaluación crítica de sus obras varía de un extremo al otro, y Haïlji, al final, ha asumido su compromiso al enfrentarse a los críticos literarios conservadores en una serie de debates, que se han hecho famosos bajo la denominación de la Controversia en el hipódromo. Sus obras posteriores se caracterizan por su atmósfera onírica o fantástica y le han asegurado un círculo de lectores compuesto por ávidos admiradores.

 

Muchas de sus obras han sido adaptadas al cine o al teatro, lo que lo ha situado como un importante contribuyente en el desarrollo del cine de vanguardia coreano. En 1993, publicó la novela cinematográfica titulada Recuerdo de Mano Cabina. Haïlji es igualmente un apasionado poeta. Su poemario en inglés Meditación azul de los relojes fue publicado en Estados Unidos en 1994 y en el 203 aparecieron en París sus poemas en francés con el título Golondrinas en mi cajón. Haïlji es, posiblemente, el único escritor coreano que no sólo ha escrito, sino que también ha publicado sus obras en numerosas lenguas diferentes.

 


 

Kim ae-ran

El cuento corto de Kim ae-ran “¡Corre, papi!” festejó en el 2005 el reconocimiento del público siendo galardonado con el Premio de Literatura Hanguk Ilbo. Kim tenía 25 años en aquel entonces y era la ganadora más joven entre todos los galardonados anteriores, sorprendiendo también la primicia del hecho, ya que se presentaba como una nueva autora que aún no había publicado ninguna antología de cuentos cortos anteriormente. En el 2008, su cuento corto “Marcas de cuchillo” ha merecido el Premio de Literatura Yi Hyoseok. Por tanto, ella fue la ganadora de este premio más joven de todos los tiempos. Cuando se menciona el nombre de Kim ae-ran, siempre va acompañado por las palabras ‘más joven’ o ‘escritora joven’. Tal vez, este fenómeno haya sido natural mientras seguía cumpliendo veintitantos, sin embargo, ya han pasado cinco años desde su inicio literario. Y, aunque presente un estilo de escritura fresca y animada, propia de una escritora joven, no se pueden dejar de tomar en serio la seriedad y el valor de sus obras.

 

Los cuentos cortos de Kim ae-ran delinean personajes jóvenes a la edad de 20 años que han migrado a Seúl desde otras partes del país. Luego del auge de la industrialización y urbanización a principios de los años 60, la literatura coreana tematiza frecuentemente alrededor del porvenir de personas jóvenes que le vuelve la espalda a sus ciudades natales para llegar a Seúl. Sea como sea, a pesar de que la gente continuara migrando hacia la capital después del nuevo milenio, comenzó a decaer el interés literario en sus historias. Kim ha pasado la mayor parte de su niñez en un pueblo rural llamado Seosan y recién se ha trasladado a Seúl a los 20 años, ella logra infundir en las vidas de los caracteres dentro de sus historias un severo sentido de realidad.

 

Su obra de estreno “Casa inadvertida”, publicada en el 2003, trata acerca de cinco mujeres que viven en cinco habitaciones separadas en una casa de huéspedes, cuyas piezas son diminutas y muy próximas las unas de las otras. “Navidad especial” tiene un hotel destartalado como escenario, mientras que “¡Corre, papi!” y “Feliz vida” quedan ubicadas en las habitaciones del semisótano. “Voy a la tienda de conveniencia” destaca el intenso espacio capitalista que se genera dentro de las tiendas de conveniencia, mientras que el trasfondo de “Cielo Kong Kong” se conforma dentro de una habitación en la azotea situada en una pequeña ciudad provincial.

 

Kim ae-ran originalmente ha estudiado dramaturgía en la universidad y quizá por eso sus historias revelen un interés inusual por espacios pequeños y destartalados. Su descripción llena de humor de los personajes que habitan dichos espacios evocan un profundo patetismo. Más allá de la imaginación inteligente, aparentemente absurda, o una tediosa y excesiva narrativa psicológica, que hacen que la obra de Kim ae-ran sea tan deleitable conllevando a la revelación de los sorprendentes secretos de la vida cotidiana de la gente joven común y corriente.

 

Sus obras publicadas son ¡Corre, papi!(2005) y Se me hace agua la boca (2007).

 

 

International Events (3)

Translated Books (56)